La Diputación de Málaga ha presentado esta mañana este proyecto junto a los alcaldes de los municipios por los que discurrirá esta senda verde. Francisco Salado ha destacado que “será el parque fluvial más grande de toda España”.

La Diputación de Málaga impulsará durante este mandato un nuevo gran proyecto: el Corredor Verde del Guadalhorce, una propuesta que incluye a los ocho municipios que forman parte de la cuenca baja del río en un recorrido de 54 kilómetros, entre los parajes naturales del Desfiladero de los Gaitanes y la Desembocadura del Guadalhorce. El proyecto aúna la recuperación ambiental y paisajística del río y sus afluentes, la creación de grandes espacios de esparcimiento y ocio y el acondicionamiento de senderos y paseos, generando con ello el mayor parque fluvial de España, con cuatro millones y medio de metros cuadrados. El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha presentado hoy las líneas estratégicas de esta iniciativa junto a la vicepresidenta Margarita del Cid; el diputado de Medio Ambiente y Turismo Interior, Cristóbal Ortega; el alcalde de Coín, Francisco Santos y los alcaldes de Álora, Ardales, Pizarra, Alhaurín el Grande, Cártama y Alhaurín de la Torre.

Salado ha destacado que este será posiblemente el mayor proyecto de la Diputación durante este mandato y se ha mostrado convencido de que será un revulsivo para toda la comarca y para la provincia de Málaga. “El gran objetivo -ha apuntado- es hacer del Valle del Guadalhorce un lugar estratégico, no solo de la provincia de Málaga, sino de toda Andalucía, para el  desarrollo  de actividades sostenibles poniendo en valor su entorno natural, su rica y variada biodiversidad y su patrimonio histórico y cultural. Todo ello sin olvidar su potencial ganadero y, sobre todo, agroalimentario, que es una de sus señas de identidad y que convierten al Valle en la huerta de Málaga”, ha explicado. Por su extensión e inversión, el presidente ha remarcado que “será el parque fluvial más grande de toda España”. Un proyecto en el que está incluido el municipio de Coín y que conectará con el parque fluvial de la localidad. “Nuestros vecinos podrán ir andando o en bici desde nuestro Parque Lineal hasta esta senda verde por el Guadalhorce. O lo que es lo mismo, desde nuestra ciudad podremos ir andando hasta el Caminito del Rey y hasta la desembocadura del río Guadalhorce en Málaga capital”, ha explicado el regidor coineño.

El presidente de la Diputación ha explicado que en 2017 se comenzó a planear y a trabajar en el proyecto del Corredor Verde del Guadalhorce tomando como eje vertebrador la Gran Senda del Valle del Guadalhorce (GR-248). Los análisis y los estudios realizados por la empresa Turismo y Planificación Costa del Sol se han plasmado en un documento con diversas líneas de actuación que se presentó a alcaldes y representantes municipales el 16 de abril. Y, a partir de ahora, se trabajará conjuntamente para concretarlas en un plan estratégico junto a los ocho ayuntamientos, la Junta de Andalucía y el Gobierno central.

Coín en el Corredor Verde
Por su parte, Francisco Santos ha destacado que este gran proyecto que conectará por esta vía verde Coín con el resto del Guadalhorce será una realidad gracias al trabajo previo realizado por el Ayuntamiento coineño. “Hemos trabajado de manera incansable para que nuestro parque fluvial sea una realidad muy pronto y para la protección de esa fauna y flora hemos eliminado todo vertido de agua residual para que esto sea posible. Hemos invertido más de un millón de euros invertidos en arreglos de tuberías de saneamiento para la protección de nuestro entorno”, ha dicho. En este sentido, ha explicado que la última intervención de mejora -que no nueva instalación-, es la de la barriada de las Flores junto al parque periurbano y “habremos conseguido nuestro objetivo de vertido cero al 100%”. “Lo más importante es resaltar que hasta ahora la ciudad de Coín ha vivido de espaldas a nuestro río y desde este equipo de gobierno hemos decidido atajarlo y que cambie esta tendencia para vivir de cara al río y a todo lo que este parque fluvial nos va a ofrecer”, ha querido resaltar.

Este Corredor Verde del Guadalhorce es uno de los grandes proyectos de la Diputación de Málaga que aúna medio ambiente y naturaleza, turismo de interior, deporte y empleo, porque se trata de un atractivo que supondrá un crecimiento y desarrollo de la ciudad de Coín, del Guadalhorce y de la provincia de Málaga. Por parte del Ayuntamiento de Coín, Santos ha asegurado que “ya está en marcha el proyecto” que conectará a Coín con el resto de la comarca a través de esta vía verde. “Ya hemos visitado la zona con los técnicos municipales y los técnicos de la Diputación. Va a ser un proyecto de gran envergadura por lo que estamos muy ilusionados por el gran beneficio que supondrá para la calidad de vida de nuestros ciudadanos”, ha señalado. En este sentido, ha querido agradecer al presidente de la Diputación por su gran apuesta, así como al diputado de Medio Ambiente y concejal de Turismo y Deportes coineño por el gran trabajo.

Líneas de actuación del Corredor
El Corredor Verde del Guadalhorce cuenta con varias líneas de actuación. Por un lado, la recuperación ambiental y paisajística de las riberas del Guadalhorce, de sus afluentes (como los ríos Turón, Grande, Campanillas, Fahala y Pereilas) y de una treintena de arroyos, que suman una longitud de casi 400 kilómetros. Otra de las líneas de actuación es la creación de media docena de grandes zonas de esparcimiento. En este sentido, el Corredor Verde se convertirá en el parque fluvial más grande de España ya que se prevén diversas actuaciones que sumarán una superficie total de cuatro millones y medio de metros cuadrados. Una tercera línea de actuación se centrará en el acondicionamiento de senderos, incluyendo el GR-248, y de paseos fluviales, que sumarán unos 140 kilómetros.  El propósito es aprovechar las márgenes del río como zona para caminar o desplazarse en bicicleta y a caballo. En este caso, por ejemplo, se realizarán cambios de trazado de caminos para hacer que discurran más cerca del Guadalhorce y se harán nuevos senderos que mejoren la conexión de todos los municipios con el río. Igualmente, se prevén construir 16 nuevos puentes y pasarelas en las zonas más abruptas y para garantizar la conectividad de los cauces de ríos o arroyos.