También se ha cancelado el desayuno navideño de mayores en el CPA y el tradicional Pleno de la Rosquilla debido al aumento de contagios por Covid-19. El resto de la programación navideña se mantiene.

El Ayuntamiento de Coín ha anulado la celebración de la fiesta de disfraces de Nochevieja y campanadas de fin de año que tiene lugar cada 31 de diciembre en la plaza del “Pescao”. Así lo ha anunciado la primera teniente de alcalde, Dori Luque, tras los últimos datos de la tasa de incidencia en la ciudad que supera los 800 contagios por cada 100.000 habitantes en 14 días. “Es uno de los eventos más esperados cada final de año, pero lamentablemente tenemos que apelar a la responsabilidad, ya que es un acto masivo, que puede generar gran afluencia de público y donde ni la distancia ni el uso de mascarillas está asegurado”, ha destacado. Además, ha incidido en que desde la presentación de esta programación navideña de Coín “en todo momento avisamos de que plantearíamos su celebración para tenerlo previsto pero que estaba en duda a espera de si la situación era favorable”. “Entendemos que es la decisión correcta y lamentamos las molestias que esta anulación pueda ocasionar”, ha lamentado.

El fin de año es uno de los actos tradicionales más concurridos de Coín donde tanto vecinos como visitantes se reúnen en la plaza del “Pescao” para tomarse las 12 uvas de la manera más divertida posible: con un disfraz. Un evento que cada año aglutina a miles de personas en el mismo entorno, donde se brinda y se toman las uvas. Debido a la naturaleza del evento y a que es la actividad “menos controlable” a la hora de respetar las medidas de seguridad sanitaria, “nos vemos en la obligación y la responsabilidad de anularlo”. Junto a este evento, otras de las actividades previstas que se anulan son el desayuno navideño con mayores que tendría lugar el martes 21 de diciembre en el CPA de Coín y el tradicional Pleno de la Rosquilla. “Los motivos prácticamente son los mismos y en el caso de los mayores al tratarse de las personas más vulnerables y al ser en recinto interior, hemos preferido prevenir por el bien de todos ellos”, ha remarcado.

No obstante, Dori Luque ha recordado que el resto de la programación navideña continúa adelante, puesto que todas las actividades pendientes “se organizaron teniendo en cuenta que pudiera ocurrir una situación de aumento de contagios como la actual”, por lo que son actividades al aire libre o en la Casa de la Cultura con control de aforo y uso obligatorio de mascarillas. “Estamos permanentemente atentos a la situación sanitaria así como a las directrices de las autoridades sanitarias y tomaremos las medidas pertinentes en caso de agravarse, aunque por el momento, el resto de la programación no sufrirá alteración”, ha asegurado, por lo que ha animado a seguir viviendo este tiempo de Navidad en el municipio pero con prudencia.