TIENES QUE VER

TORRE DE LOS TRINITARIOS

Esta torre es el único resto conservado del antiguo convento de los Trinitarios, obra del siglo XVII.

Presenta la particularidad de su planta triangular, levantando dos cuerpos a modo de basamento y un tercero, el de campanas, con las esquinas achaflanadas. En este tercer cuerpo se abren arcos de medio punto entre pilastras rematadas en entablamento dórico que recibe el chapitel de escamas de cerámica. La planta triangular hace referencia a la Santísima Trinidad, si bien hay otros elementos en la veleta relacionados con la orden Trinitaria como son las cadenas, el ciervo y la cruz.

Datos históricos

Unos frailes trinitarios, que se encontraban instalados en la ermita de Sta. María de los Ángeles situada a las afueras de la villa, se trasladaron a mediados del siglo XVII a la antigua ermita de la Vera Cruz, situada en esta calle, donde establecieron el nuevo convento.

Gran parte de la obra de la iglesia y el convento se debió a un fraile trinitario, Fray Martín de San Román, y data de la segunda mitad del siglo XVII.

La orden Trinitaria abandonó el convento en el siglo XIX y unos años después éste fue desamortizado, pasando a manos privadas. Ya en el siglo XX se hicieron cargo del mismo los frailes Franciscanos, dedicados a la enseñanza.

Parte de la iglesia se desplomó tras la Guerra Civil española, lo que causó el derribo íntegro del inmueble. A finales de la década de los años 60 se derribó el convento, quedando en pie desde entonces únicamente la torre.

Descarga el folleto en español

Download the brochure in English

X